17 ago. 2010

Trucos para un abdomen plano

Si eres de las personas que se matan haciendo ejercicios abdominales para que el abdomen se parezca al de Janet Jackson o al de Britney Spears, no dejes de hacerlos, ya que el ejercicio es una arma poderosa para lograrlo.

Sin embargo, si quieres conocer algunos trucos que te ayuden a darle una apariencia plana a tu abdomen, sigue leyendo estos interesantes consejos.

Hay días en que la firmeza de tu abdomen no tiene nada que ver con los ejercicios que haces diariamente y sí con los días de tu menstruación o con lo que comiste o bebiste.

El retener agua, así como el acumular gas en tu estómago, puede sabotear hasta la mejor de las siluetas.

Estos seis trucos te permitirán ‘aplanar’ tu abdomen rápidamente y, mejor aún, no tienen nada que ver con tus sesiones de ejercicios.

Evita las sodas

Las sodas, aparte de que no son nutritivas, añaden calorías a nuestra dieta. Éstas contienen dióxido de carbono, ácido cítrico, ácido fosfórico y fructosa.

La fructosa es un azúcar que el cuerpo no digiere con facilidad y que para absorberla necesita pasar por un proceso de fermentación, resultando en un estómago lleno de gases.

Habla despacio

Si hablas rápido, ingieres más aire del necesario, que puede terminar en tu abdomen hasta que lo expulses o lo pases.

Evita la goma de mascar

Tanto el mascar chicle como el fumar permiten que tragues más aire, haciendo que tu abdomen se vea más protuberante y se llene de gas.

No te excedas con la sal

La sal está compuesta de sodio y cloro (Na y Cl). De éstos, tienes que controlar el sodio. Este elemento se encuentra en varias de tus comidas, no sólo en el salero. Tienes que leer la etiqueta nutricional y verificar los miligramos de sodio que contienen los alimentos. La recomendación es de menos de 2,400 miligramos al día (aproximadamente una cucharadita de sal).

Chequea tus medicinas

Algunos medicamentos, como los anticonceptivos y los esteroides, pueden causar retención de líquido en algunas mujeres. Consulta con tu doctor si crees que te está sucediendo.

Marca tu calendario

De tres a siete días antes de tu periodo podrías aumentar un par de libras (básicamente de agua) debido a los cambios hormonales; específicamente por el aumento de la hormona sexual femenina progesterona. No es mucho lo que puedes hacer en estas circunstancias ya que esos cambios hormonales son inevitables, pero sí puedes aprender a aceptarlos como parte de la condición de mujer y festejar cuando tu peso vuelva a su normalidad.

Recuerda que hacer ejercicios te ayuda a mantenerte en forma y a mejorar tu salud. Sin embargo, los truquitos arriba mencionados son rápidos, efectivos y fáciles de hacer.

1 comentario:

Prinkirsten dijo...

Gracias por los tips, muy buenos, cuidate bye